jueves, 10 de octubre de 2013

Mujeres: Fantine




... Temblorosa me tendió sus manos. Manos cuarteadas de frío y lejía, de frotar casas ajenas. Uñas rotas, viudas de color, de calor. Quise adivinar en su mirada ecos de juventud. Sin edad para arrugarse, sus ojos cargaban años, más que los contados, los vividos, los vistos. 
Y supe que amó. Que soñó con el calor del hogar, con unos brazos en los que descansar. Hasta que despertó. Y se vio con un bebé en brazos. Sus noches se llenaron de llantos. Lágrimas de desamor, de penurias, de una niña hambrienta, aferrada a un pecho seco. Ser madre fue su sol. Olvidó quién fue y cómo llegó a ser lo que es. Miserable.
Esa que ves doliente en su lecho de muerte. Esa de pelo ralo y boca sin dientes. Esa, rosa de París tuvo por único delito ser inocente. Ser mujer.

Fantine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quería decirte que...