lunes, 6 de octubre de 2008

Dans ma ville


Las baldosas me saludan al pisarlas. El aire huele a pimientos y las calles están sembradas de hojas. Los bares tienen aún mi nombre grabado en algún baño. Conozco el dibujo de las servilletas, de los escaparates, de las placas de las calles.
Me abrazas y me escupes. No me admites ya en tu vientre, soy tu hija pródiga.
Mi querida ciudad pequeñita. ¿Quién quiere más a quién?

1 comentario:

  1. lamanomaestra7/10/08 19:22

    de pequeñita esta ciudad me parece que queda ya poco... buen fin de semanita en sevilla...

    ResponderEliminar

Quería decirte que...